Comité de Comercio Electrónico CCS
6 marzo, 2019

Regular lo desconocido: un debate en torno a la economía digital

“La primera discusión sobre blockchain es criptográfica. Si no entendemos qué es esto a nivel técnico, ¿cómo podemos sentarnos a intentar regularlo?”, pregunta John Karr durante conversatorio en la Cámara de Comercio de Santiago.

El hermético sistema blockchain, las regulaciones que requiere la economía digital, políticas que sean idóneas para el desarrollo de las tecnologías en los mercados y los debates éticos en torno a la seguridad de la información forman parte de los temas debatidas en un conversatorio con tres expertos invitados por la CCS en el marco de APEC Chile 2019 : John Karr, director Senior de Programas Tecnológicos en Fundación Asia Pacífico, Andrew Ure, jefe de Asuntos Económicos y Políticas Públicas en Asia Pacífico de Google y Lisa McAuley, CEO en Global Trade Prefessionals Alliance.

“Muchas personas me preguntan ‘¿cómo podemos crear un Silicon Valley aquí?” y mi respuesta es: ‘No lo necesitamos’”, afirma Karr, especialista en #blockchain y en el rol del mundo digital en el desarrollo económico. Agrega que hoy en día es posible crear capital humano mediante plataformas digitales desde la casa. Ante la expansión de los usos de estas tecnologías, la discusión plantea las dificultades de regular, no solo por su complejidad técnica sino también por su rápido avance, que deja obsoletas rápidamente las políticas públicas que podrían implementarse. McAuley argumenta que “estamos en un momento en el cual los países todavía no saben qué hacer o cómo reaccionar ante la economía digital y los parámetros de las políticas que se están estableciendo son más bien reactivos”. Esto implica, para la experta, que no existe un verdadero entendimiento a nivel político de cómo el comercio digital puede incorporarse y mejorar los intercambios económicos globales, “particularmente, cómo las empresas pueden utilizarlo para crecer”, concluye.

¿Es el momento de regular?

“En las formas tradicionales de comercio los países parten teniendo barreras y durante las negociaciones van bajándolas una por una. Para mí el comercio digital es todo lo contrario: parte con completa libertad y poco a poco vamos viendo la introducción de barreras”, sintetiza Andrew Ure, quien trabaja de manera intersectorial para lograr alianzas entre fundaciones y gobiernos que permitan explotar el potencial de la economía digital. El experto cuenta que, justamente, se aproxima una reunión con Singapur cuyo objetivo es evaluar lo que van a necesitar el próximo billón de usuarios que utilicen Google; qué van a buscar; qué tipo de productos necesitarán. “Cómo hacer un video en YouTube que esté disponible offline, porque hay zonas donde la conexión es mala o no existe”, ejemplifica. Ure indica que la economía digital tiene un enorme potencial: 22 trillones de dólares para el año 2020 en servicios digitales integrados. “El tema es preguntarnos cómo creamos nuevos productos o adaptamos los que ya existen”, apunta. Para Ure tres aspectos claves para abordar estos temas son: tener conciencia del potencial de la economía digital y acceso para tomar ventaja de la misma, en particular en el caso de las empresas más pequeñas. La segunda son las habilidades de las personas para integrar las herramientas digitales a su ecosistema comercial y finalmente las regulaciones. Cuál es el rol de las regulaciones al crear una economía que es pro evolución digital, que proteja a los consumidores y proteja las relaciones.

Esto conlleva difíciles elementos a considerar: modos asegurar las instalaciones, los productos que se ofrecen y políticas sobre impuestos, que es el ítem más complejo para los tres analistas. “No es que el blockchain vaya a resolver todos los problemas de las relaciones y transacciones comerciales en la economía digital, porque el Blockchain es acerca de transmitir información de manera segura. Todavía es necesario tener la información veraz y correcta y pedir la información veraz y correcta”, comenta McAuley.

El debate de los especialistas profundizó también en las complejidades de abordar esta discusión de manera meramente técnica: “Blockchain es un certificado encriptado seguro, que la gente puede usar con un alto nivel de seguridad para sus transacciones. Pero su relación con la facilitación del comercio digital es difusa, porque no resuelve los problemas que son políticos, burocráticos y de procesos, en lugar de ser técnicos”, explica Karr, concluyendo que es necesario “ser cuidadosos” a la hora de discutir cómo regular estos sistemas.

Andrew Ure, jefe de Asuntos Económicos y Políticas Públicas en Asia Pacífico de Google, Lisa McAuley, CEO en Global Trade Prefessionals Alliance, y
John Karr, director Senior de Programas Tecnológicos en Fundación Asia Pacífico.

Contáctanos