Comité de Comercio Electrónico CCS
NOW!

Escenarios de supervivencia y resiliencia desde las economías colaborativas

En este reporte, abordaremos el potencial de la economía colaborativa (ec) como una plataforma orientada a la supervivencia y la resiliencia.

El impacto de esta crisis en las economías globales, y por tanto también en las locales, la pandemia nos ha forzado a tomar una serie de medidas que impactan en el corazón de las ec: interactuar e intercambiar recursos entre personas.

Este reporte es una aproximación exploratoria y creativa donde nos preguntarnos “¿qué pasaría si?”. Mantener el signo de interrogación nos mantiene atentos, flexibles y lo que aquí pretendemos: imaginar escenarios posibles.

Descargar último reporte
Especulación Creativa

Una nueva cooperativa

Para ser sincera, hasta hace un par de años la única cooperativa que conocía era la radio. En serio. Sabía, como todos, que existía un tipo de empresa distinto al tradicional, un poco más romántica, por así decirlo, porque no tiene al beneficio financiero como primer objetivo, sino que solucionar problemas y necesidades de la comunidad.

Pero yo crecí y me eduqué, también como todos, en una sociedad en la que la vida estaba orientada a generar plata, y cualquier proyecto que no tuviera esa intención era mal visto. “Podrías estar forrándote”, te decían, en vez de felicitarte por estar trabajando en algo que te gustara, con calidad de vida, y no volviéndote loca de lunes a domingo, como era el prototipo del emprendedor en esa época, produciendo como enferma solo por unas lucas más que, al final del día, igual no tendrías el tiempo de disfrutar. 

Chile despertó, como decíamos el 2019, y después el coronavirus creo que aceleró ese proceso de cambiar la mentalidad que teníamos, tan utilitarista, para centrarnos más en el beneficio humano, si me dejas ponerme reflexiva, que en el económico. Eso cambió primero en la gente, en las personas comunes y corrientes como yo, y luego en las instituciones, que entendieron que si seguíamos vinculándonos de esa forma, tarde o temprano volveríamos a quebrarnos como sociedad. Yo siempre fui buena para vender, nunca tuve problemas con tocar puertas, ofrecer, insistir y negociar. Y cuando vi que unos vecinos de aquí de Macul tenían una muy buena huerta comunitaria, que además de abastecer a los que participaban podía también vender productos para seguir financiándose, quise entrar.

Como decía antes, no por ver una oportunidad de negocios, sino por hacer las cosas diferentes, colectivamente. Ahí reapareció la idea de la cooperativa, que calzaba perfecto con lo que buscábamos: beneficiar a la comunidad. Aquí todas y todos tenemos voz y voto, independiente del rol que cumplamos, y aunque no siempre es fácil ponerse de acuerdo, al final cada decisión que se toma se basa en acuerdos conjuntos.

Y así hemos crecido tanto que hoy nos apoya el municipio, que además de financiamiento nos cedió unos terrenos para aumentar la producción. Abastecemos de frutas y verduras a colegios, jardines y servicios municipales, que obtienen productos frescos y a un costo marginal, y le damos trabajo a personas de la comuna, que ninguna vive a más de veinte minutos de acá. Hacemos talleres para los niños, que vuelven a conectarse con la tierra y los alimentos, y yo me hago cargo de generar negocios con empresas instaladas en Macul, para que la cooperativa también beneficie monetariamente a sus socios.

Es como viajar al pasado, un poco, volver a lo local, a lo pequeño. Pero gracias a la tecnología, muchas cosas las hacemos de manera remota y nos ahorramos tiempo y plata. Si me hubiesen preguntado hace quince años por el futuro, habría dicho que se veía oscuro, triste y más individualista. Menos mal me equivoqué.

Lo que hay que saber

Lo que hay que saber

¿Quién más está pensando en este escenario?

Si te estás reinventando, si la crisis te obligó a emprender o necesitas actualizar tu negocio a este nuevo contexto, aquí te presentamos una selección de reportes y estudios que te ayudarán a visualizar un camino con sentido.

Cake & Arrow y McKinsey

Cake & Arrow

La consultora Cake & Arrow, especializada en la experiencia del consumidor en la industria de seguros, en su último reporte de tendencias, llamado Covid-19 & The Gig Economy: A Reckoning for the Insurance Industry, explica cómo los trabajadores de la gig economy, vulnerables y sobreexpuestos al riesgo, se han visto desproporcionadamente afectados por la pandemia del coronavirus. A raíz de esto, se habla ya de una vuelta a los inicios de la industria, al mutual insurance o seguros persona a persona. Sin ir más lejos, el negocio de los seguros surgió cuando las personas se unieron para protegerse mutuamente contra la ruina en tiempos de crisis.

Mckinsey

Hace poco la consultora global McKinsey elaboró un reporte sobre los negocios post Covid-19, donde se resaltaba a la resiliencia como la capacidad clave para estos tiempos. ¿Será entonces tiempo de replantear tu empresa a otros modelos de propiedad?

Cake & Arrow
Cake & Arrow
Ver caso
Mckinsey
Mckinsey
Ver caso

City of Learnings

Un caso muy interesante es el proyecto City of Learnings, de la RSA. En él se cambia el paradigma tradicional de educación y trayectoria laboral a un modelo que postula que las ciudades están llenas de personas con talentos y potencial no reconocidos. Así se pregunta: ¿cómo podemos capturar el aprendizaje que ocurre fuera del aula en un lenguaje significativo para empleadores y otros proveedores de oportunidades? .En su modelo se integran tres dimensiones: las plataformas habilitantes, las insignias certificadoras y las trayectorias para llegar al propósito personal que cada uno se fija.

CITY OF LEARNINGS
CITY OF LEARNINGS
Ver caso

Nuevos Comportamientos

La consultora Almabrands publicó hace poco un estudio sobre la percepción que estaban teniendo los chilenos respecto a sus vidas durante la pandemia. Sobre las emociones, predomina una polarización: por un lado hay empatía y preocupación por los demás, mientras que por el otro un sentimiento de rabia y enojo contra el sistema, principalmente hacia las instituciones de salud (como las isapres) y la legislación laboral.

En cuanto al futuro, los chilenos se mueven entre el miedo a la contingencia —inestabilidad económica y política, necesidad de reinvención personal y la esperanza de que la sociedad crezca en humanidad y empatía, con menos consumo innecesario y algo que nos convoque. Es decir, más colaboración.

NUEVOS COMPORTAMIENTOS
NUEVOS COMPORTAMIENTOS
Ver caso

¿Quiénes ya están haciendo algo?

Escenarios para el Chile del futuro NOW!

Descarga reporte NOW

Contáctanos


Mapa CCS